Madera, hormigón o acero. ¿Cuál eliges?

Los materiales principalmente utilizados en la construcción son la madera, el hormigón y el acero.

  • Es un material ecológico:

      La madera es el material de construcción más ecológico: Sólo los derivados de la madera presentan emisiones de CO2 negativas, frente al resto de materiales que contaminan.

  • Es un material reciclable:

    Una vez finalizado su ciclo de vida, la madera se recicla, se revaloriza como abono o energía calorífica, sin contaminar el medio ambiente. Sin embargo, el resto de materiales, una vez acabada su vida útil, supone un material contaminante que no se puede reutilizar fácilmente.

  • Durabilidad:

      Está demostrado que con el correcto tratamiento y mantenimiento en función de su clase de uso, las estructuras de madera pueden llegar a cumplir su función durante siglos.

  • Resistencia al fuego:

      Las estructuras de madera exhiben un comportamiento ante la acción de los incendios superior al de muchas estructuras de materiales incombustibles.

Así, una estructura correctamente dimensionada, conserva su capacidad de carga en un incendio durante mayor tiempo que otra en acero de igual resistencia.

Esto se debe a que el acero se retuerce con rapidez provocando riesgos muy elevados de derrumbe de la estructura.

En el caso de la madera, aunque en el exterior mantengan llamas y se esté carbonizando, su estructura continúa estable ante el efecto del fuego.

  • Gran Belleza natural:

       Por su textura y color, la madera ofrece belleza natural. Tanto el hormigón como el acero son materiales fríos sin atractivo estético los cuales no ofrecen tantas posibilidades de diseño.

  • Aislante térmico y acústico:

        La madera posee excelentes cualidades como aislante del sonido y del calor.

En lo que se refiere al aislamiento acústico, tiene valores superiores a 10 veces al hormigón armado.

En relación con el aislamiento térmico, es aproximadamente unas 15 veces más que el hormigón y 400 veces más que el acero.

  • Características mecánicas:

    La madera presenta una elevada resistencia a la flexión, sobre todo si se asocia su peso (la relación resistencia/peso es 1,3 veces superior a la del acero y 10 veces a la del hormigón).

Tiene escasa resistencia al cortante. Esta limitación se presenta también en el hormigón pero no en el acero.

Muy escasas resistencias a la compresión y a la tracción perpendicular a la fibra sobre todo en tracción, lo que supone una característica muy particular frente a los otros materiales.

Tiene bajo módulo de elasticidad, mitad que el hormigón y 20 veces menor que el del acero. Los valores alcanzados por el módulo de elasticidad inciden sustancialmente sobre la deformación.

  • Volumen:

       Su volumen es menor que el ocupado por los elementos de hormigón armado, aunque mayor que el del acero. Con esto, se disminuye el espacio que requiere la estructura, que en pequeñas construcciones, estos centímetros pueden resultar ventajosos en algunos casos.

  • Peso:

    Una estructura de madera, a igual resistencia de cargas y dimensiones, tendrá un peso muy inferior a una estructura de hormigón e inferior a una estructura de acero. Esta propiedad, se vuelve interesante cuando se proyectan obras de rehabilitación, cuando lo recomendable es no aumentar las cargas en los muros portantes o pórticos antiguos.

También se favorece el trabajo, al ser elementos más ligeros, que los trabajadores tienen que mover y obrar en su tarea.

  • Rapidez de ejecución:

      El montaje de una estructura de madera puede disminuir en menos de la mitad el tiempo de ejecución de una estructura de hormigón. Eso puede resultar crucial en muchos proyectos.

Encontramos muchas ventajas en pequeños matices, que pueden disminuir los costes secundarios de ejecución y resultar esenciales a la hora de decidir el material del proyecto.

 

 

 

 

 Cada época tiene su material. Si en el siglo XVIII fue el ladrillo, en el XIX el acero, el XX el hormigón y el XXI debemos rehabilitarnos a través de la madera. “La madera será el hormigón del siglo XXI”. (arquitecto holandés De Rijke, decano de la facultad de Arquitectura del Royal College of Art y director fundador de dRMM Architects).

 

Ventajas de la construcción con madera.

Es conveniente comentar las ventajas que la madera ofrece a los potenciales usuarios, proporcionando tanto satisfacciones constructivas como de confort. Entre ellas tenemos:

Propiedades físico-mecánicas:

Tiene una baja masa, baja densidad y alta resistencia mecánica. Puede presentar la misma resistencia a compresión de un hormigón de resistencia razonable.

La resistencia a la flexión puede ser aproximadamente diez veces superior a la del hormigón, así como la resistencia al corte.

No se deshace cuando se le somete a golpes bruscos que pueden provocar daños a otros materiales de construcción.

Un buen material de construcción en zonas sísmicas por sus propiedades

Medioambiental:

La madera es un recurso renovable que procede de bosques gestionados bajo criterios de sostenibilidad. Además de la fijación de dióxido de carbono, proporciona beneficios sociales de alto valor.

Entre todos los materiales de construcción, la madera es el único natural y renovable.

En el proceso de transformación de la madera para su utilización en la construcción necesita muy poca energía si lo comparamos con otros materiales.
Dar el paso de construir en madera es concienciarse por el medio ambiente, reduciendo el consumo energético y contaminación, así como promoviendo el crecimiento de bosques controlados que serán el pulmón de la Tierra.

Belleza:

Por su textura y color, la madera ofrece una gran y variada belleza natural. Por la facilidad con que se trabaja y con la aplicación de los diferentes tintes y barnices, se pueden lograr acabados de gran impacto y belleza.

Adaptabilidad:

La madera se puede adaptar en cualquier sitio, sin importar el clima y las condiciones ambientales. Se puede utilizar en estructuras de gran complejidad tales como: cubiertas espaciales, puentes, teatros, auditorios, etc…, así como en estructuras habitacionales de solución sencilla.

Durabilidad:

La madera no es un material eterno, pero si se toman las medidas de protección adecuadas contra la humedad, intemperie y el ataque de los organismos que se alimentan de celulosa, la vida de una estructura de madera puede ser superior a dos siglos.

Excelente aislante:

La madera presenta buenas condiciones naturales de aislamiento térmico y absorción acústica ya que es un material compuesto de fibras huecas, alienadas axialmente a la longitud del árbol.

Estos huecos o espacios contienen aire atrapado que le imparten excelentes cualidades como aislante del sonido y del calor.

Resistencia al fuego:

La madera presenta una considerable resistencia al fuego dependiendo del diseño y los detalles constructivos. La razón de ellos estriba en las siguientes propiedades:

  • Su baja conductividad térmica hace que la temperatura disminuya hacia el interior,
  • La carbonización superficial que se produce impide por una parte la salida de gases y por la otra la penetración del calor, por lo que frena el avance de la combustión.
  • Y al ser despreciable su dilatación térmica no origina esfuerzos en la estructura ni empujes en los muros.

 

 

La construcción de tejados y cubiertas de madera es uno de las formas de construcción más antiguas y extendidas de la historia.

Hoy en día suele utilizarse la viga laminada-encolada. Se trata de madera que, mediante un proceso industrial, ofrece todas las garantías necesarias para cumplir con la legislación.

 El uso de este tipo de madera permite crear estructuras ligeras y espacios amplios y diáfanos, dando mucha libertad a los arquitectos y diseñadores.

La amplia utilización de la madera en todo el mundo demuestra que las numerosas ventajas de la madera sobrepasan ampliamente a los inconvenientes. 

5 razones saludables para proyectar con madera.

Distintos estudios científicos relacionan la madera con la calidad de vida y el bienestar.

La madera aporta unan serie de beneficios para la salud gracias sobre todo a que se trata de un material natural que no resulta agresivo con el ser humano.

Las claves que hacen de la madera el material más saludable son:

BUEN CORRECTOR ACÚSTICO: Constituye un excelente material de aislamiento acústico. Mejorando esto la  calidad del sueño, y como consecuencia reduciendo el riesgo de padecer enfermedades coronarias y aumentando el rendimiento intelectual. Reduce también las reverberaciones minimizando así la afectación de aquellas personas que sufran de jaquecas, migrañas, etc.

AISLAMIENTO TÉRMICO: Puesto que la madera posee una baja conductividad térmica protege del frío y el calor, y de los cambios bruscos de temperatura. Contribuye al desarrollo psicomotriz saludable de los niños ya que favorece la actividad física dentro del hogar tanto de niños como de mayores.

-AMORTIGUADOR DE IMPACTOS: Posee un coeficiente de fricción adecuado para ser destinada como superficie en la actividad deportiva, y una capacidad de absorción de impactos ligeramente superior a otros materiales. Dando lugar a una reducción en el riesgo de lesiones ligamentosas o de rodilla, a la vez que presenta menor riesgo de provocar fracturas en cadera y muñeca en los casos de caídas.

CREADOR DE CONFORT SUBJETIVO: Ayuda a crear atmósferas cálidas, naturales y confortables. Por su naturaleza, también contribuye a mejorar el estado emocional de las personas. La estimulación visual con madera produce en las personas una sensación de relajación.

COMO REGULADOR DE LA HUMEDAD: La madera ayuda a crear ambientes templados gracias a su capacidad de absorber la humedad en ambientes muy cargados y a liberarla en secos. Reduce así los ácaros y, por consiguiente, la probabilidad de que los habitantes de la vivienda sufran alergias o puedan padecer infecciones derivadas del ambiente, tales como reumatismo o problemas respiratorios.

 

 

El CONSEJO ESPAÑOL DE PROMOCIÓN DE LA MADERA ha desarrollado la iniciativa Vivir con Madera, la cual nos explica los beneficios del uso de este material en todos los ámbitos de la vida moderna. Nos facilita las claves para una vida más sana con la madera.

 

Nuestra salud nos lo agradecerá si incluimos más productos de madera en nuestra vida.